Cómo saber si estoy en el DICOM paso a paso

cómo saber si estoy en DICOM

DICOM es una empresa internacional que tiene un registro de información sobre las actividades financieras de las personas en Chile. Se trata de una base de datos que sirve como un indicador de la situación personal de las empresas o los individuales, motivo por el cual se usa para evaluar el riesgo de los clientes.

¿Qué significa estar en DICOM?

Cuando una persona se entera que se encuentra en DICOM, inmediatamente reconoce que se trata de una situación negativa. Es decir, lo solemos asociar con problemas de liquidez o de mala administración financiera, algo que sucede tanto a escala personal como a nivel corporativo, lo cual puede implicar algunos problemas dentro de los mercados.

Como te habíamos comentado, estamos hablando de una base de datos que compila información de distintas fuentes nacionales, como ocurre con la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), el Boletín de Informaciones Comerciales (BIC), que sería el banco de datos original y oficial de cheques protestados y morosidades del sistema financiero y comercial, entre otros.

Esto puede ser de utilidad para predecir el comportamiento de pago de las personas chilenas, sabiendo cuál es el riesgo comercial que implica hacer negociaciones con un individuo o una empresa. O sea, si estás por emprender un acuerdo con una compañía y esta ve que tú o la entidad a la que representas se encuentra con deudas, probablemente la operación se vea truncada, pues indicará una “mala reputación”.

Por ende, debemos comprender qué significa aparecer en DICOM, para lo cual habrá que entender cómo funcionan todas las categorías de las deudas.

  • Deuda vigente: en este caso, hablamos del monto total que no considera intereses que tiene una persona que le debe al sistema bancario o financiero, al mismo tiempo que se encuentra registrado por instituciones amparadas por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF). Es decir, la deuda se publica en DICOM como una deuda vigente.

Esta sería la situación habitual. No obstante, puede ocurrir que una persona física o jurídica no pague regularmente sus deudas, por lo que estas pueden ser informadas en DICOM, siempre por petición del acreedor, en alguna de las siguientes categorías:

  • Deuda Morosa: se da cuando el atraso en el pago es entre 30 y 60 días desde la fecha de pago convenida entre las partes.
  • Deuda vencida: sucede cuando el atraso en el pago es entre 61 y 90 días desde la fecha de pago convenida entre las partes.
  • Deuda castigada: ocurre cuando el atraso en el pago supera los 91 días desde la fecha de pago convenida entre las partes.

Cabe destacar que en la plataforma de DICOM aparecen todos los tipos de deudas que son enviadas por varios tipos de acreedores. Entre ellos, encontraremos las instituciones financieras, aunque cualquiera puede hacerlo, siempre y cuando ejerzan un derecho contractual para informar del impago en el sistema, llevando la información a la base de datos.

¿Por qué es tan importante no aparecer con deudas impagas en DICOM?

Como ya se mencionó anteriormente, DICOM es una gran base de datos que permite observar el comportamiento de pago de la población y las empresas, algo realmente útil cuando se quiere predecir el riesgo potencial que implica negociar con una entidad o individuo. Por ende, se trata de un sistema donde se ingresa información de manera habitual, pero también donde se actualiza constantemente.

Esto se puede ver cuando hayas pagado una deuda que tenías con un par de días de atraso, pero que la institución acreedora informa la morosidad de tu parte al sistema de DICOM. Por lo tanto, es importante que todos estos datos de la persona puedan ser renovados constantemente para que no tengas ningún tipo de problemas a la hora de realizar operaciones comerciales.

En este punto, estar en DICOM eliminará las posibilidades de que puedas acceder a los créditos emitidos por los bancos o las casas comerciales, ya que siempre, antes de iniciar alguna negociación, revisarán cuál es tu situación en esta plataforma. Por lo tanto, tus posibilidades se verán completamente reducidas.

Del mismo modo, también es importante conocer que podrías perder algunas oportunidades laborales, pues los empleadores casi siempre preferirán a aquellas personas que se encuentren “en regla” con sus propias finanzas. Es decir, que no tengas regularizada tu situación será visto como un estatus negativo.

Llegados a este punto, seguramente te preguntarás por qué DICOM recolecta información. Básicamente, se trata de una institución privada que gana dinero gracias a acceder a estos datos, pues les cobra a las personas que quieran saber cuál es la situación de sus deudas. Al mismo tiempo, le vende a los bancos y a las empresas la información de sus deudores, algo útil para que no le den dinero a aquellos que no puedan pagar, por ejemplo.

También vale destacar que DICOM actualmente es conocido como Equifax, algo que te interesará saber cuándo quieras averiguar cómo estar en el DICOM.

¿Cómo saber si estoy en el DICOM?

Para saber si estás en el DICOM hay dos alternativas. La primera es la oficial que te entrega Equifax, algo que es realmente útil para obtener un boletín comercial simple, pero con información suficiente para conocer tu situación. No obstante, puede que, si quieres tener datos más detallados, elijas la segunda. Además, este método solamente puede hacerse una vez cada 4 meses.

  • En la opción oficial, deberás ingresar al sitio de Equifax. Esto se hace a través del siguiente enlace: https://www.dicom.cl/compraonline/comprapaso1. En esta página habrás de presionar el botón que dice “Mi informe comercial”. Acto siguiente, tendrás que ir al apartado de la Ley 20.575. Allí aparecerás en una nueva página que tendrá varias opciones. Lo que nos interesa es la que se encuentra al final, que dice “Obtenga Informe Ley 20.575”. Cuando lo veas, pulsa el botón.
  • Llenar el formulario. Aquí accederás a un formulario que se cargará a través de una nueva página. Por lo tanto, deberás revisar todos y cada uno de los campos para completar. El primero que aparecerá es el del nombre y apellidos completos. Del mismo modo, tendrás que elegir tu género, que aparecerá como Sr. o Sra, en caso de que seas hombre o mujer, respectivamente. También te pedirán el apellido paterno y materno. Luego tu RUT (ejemplo: 12345678-9). Cuando lo hayas puesto, deberás colocar el número de tu carné de identidad, seguido por tu estado civil actual. Del mismo modo, toca añadir una dirección de correo electrónico. Procura que sea una a la que puedas acceder, pues será donde te llegará el informe solicitado. Cuando lo hayas puesto, toca el botón siguiente para ir a la nueva página.
  • Confirmar identidad. Cuando hayas llenado este formulario, aparecerán una serie de preguntas personales que tendrán varias alternativas para que elijas. Esto se hace para que solamente tú puedas conocer tus datos personales. Algunas de ellas que pueden aparecer son: ¿En qué mes cumple años tu madre? ¿Cuál es el nombre de tu padre? ¿Cuál es el nombre de tu madre? ¿De qué marca era el auto que habías tenido en el año 2010? ¿Cuál es el nombre de tu hermano? ¿Cuál es el segundo apellido de tu Padre?

Cuando hayas respondido las preguntas, tendrás en tu correo electrónico el informe de DICOM que solicitaste.

La segunda opción es ideal para todos aquellos que crean que el informe oficial es muy básico, por lo que estamos hablando de una alternativa mucho más completa. Del mismo modo, se trata de un trámite que es completamente gratuito, por lo que veamos cuáles son los modos de obtener esta información.

  • Ingresar al sitio oficial de Destácame. Se trata de la plataforma en la cual obtendremos estos datos, por lo que lo haremos a través del siguiente enlace: https://www.destacame.cl.
  • Cuando te encuentres en el sitio web, deberás registrarte. Para esto, se te pedirá un correo electrónico, una contraseña inventada (la cual debe tener número, letras y un mínimo de 8 caracteres). Del mismo modo, habrá que repetir la contraseña generada. Cuando lo hayas hecho, toca en “registrarse”.
  • Confirmar identidad. Obviamente, ahora toca el turno de confirmar que eres quien dices ser. Esto también se hace para que solamente seas tú el que accedas a esta información.
  • Confirmar dirección. El último paso es que confirmes tu dirección. Como te están entregando un informe 100% gratuito, te pedirán el dato de tu hogar. Por lo tanto, deberás añadir la dirección (calle), el número, el departamento (si corresponde), la torre (solo si corresponde), la región y la comuna.

Cuando hayas llenado los campos, tendrás que ingresar en registrarte. Allí tendrás una página de perfil, por lo que deberás tocar el botón “reporte comercial” para ver tu DICOM de forma completa, como si un banco lo estuviera analizando. Se trata de un reporte más completo que el que informa la opción oficial.

¿Cómo puedo salir de DICOM?

Hay 3 formas de salir de un boletín comercial de DICOM.

  • Salir de DICOM pagando la deuda. Se trata de la forma más simple y segura, ya que significa cancelar tu situación actual de morosidad. Es decir, habrá que pagar el monto que debes, aunque también aclarar la situación para indicar que no te encuentras en el mismo estado que antes, algo que te servirá para que te saquen de sus registros.
  • Salir de DICOM haciendo una renegociación de la deuda. Este caso suele darse en aquellas situaciones en las que no se pueda llegar a pagar la deuda, casi siempre debido a los intereses generados a lo largo del tiempo. Si existe buena voluntad de tu parte, pero existe una imposibilidad económica, puedes llegar a un acuerdo con la empresa. Entonces, empezarás a pagar (puede que ocurra en cuotas, supongamos), por lo que la deuda anterior se elimina y se pasa a una nueva, que es negociada y que podrás pagarla en tiempo y forma. Es decir, estarás al día con tus registros y deberás informar del cambio de tu situación.
  • Salir de DICOM por prescripción. Como ocurre con otras cosas, las deudas también tienen fechas de vencimiento. Es decir, el deudor queda libre porque pasó un tiempo considerable, que siempre será a determinar por un tribunal.

Por lo tanto, podemos ver cuáles son las categorías de los vencimientos de las deudas.

  • Cheque protestado: en este caso, hablamos de que vence después de 1 año contado desde que fue el protesto.
  • Letra: aquí vence luego de 1 año contado del vencimiento de la letra.
  • Pagaré: se da cuando vence después de 1 año contado desde la primera cuota impaga.
  • Deudas en general: ocurre que vencen después 5 años desde surgieron.

Del mismo modo, vale dejar en claro cuál es el proceso para salir de DICOM. En caso de que hayas pagado o renegociado tu deuda (o incluso esta haya proscripto), la empresa que había puesto tu información en la base de datos contará con un plazo de 7 días para sacarte del boletín comercial en el que te encontrabas.

El problema se da en que muchas de las compañías no suelen realizar en tiempo y forma esta metodología. Lo más conveniente sería que te puedas acercar a alguna de las sucursales de Chile Atiende para que pidas un certificado de deudas, el cual es completamente gratuito y validará tu situación actual. Por lo tanto, tendrás la capacidad de acercarte a las oficinas de DICOM para pedirles que te borren de los registros.

En caso de que no quieras hacerlo, habrás de esperar 5 años, que es el plazo que estipula la ley chilena para un correcto vaciamiento de tus datos. Sin importar el tipo de deuda, no estarás en los registros que se presentan. Es decir, se hace para proteger a las personas ante cualquier eventualidad. No obstante, eso no significa que no tengas compromisos que asumir con la entidad a la que le debes.

Por último, es importante informar que la ley chilena indica que todas las personas que tengan más de 18 años (es decir, que cuenten con una mayoría de edad), tienen la capacidad y el derecho de revisar cuál es su situación de DICOM de manera gratuita cada 4 meses.

Ayúdanos a Mejorar ¿Qué te ha parecido?
(Votos: 0 Promedio: 0)