Bono al Trabajo de la Mujer: pasos para adquirirlo

Cada país teóricamente tiene como objetivo ofrecer a sus habitantes las herramientas necesarias para que por sí mismos puedan generar ingresos. Pero además de ofrecer estas herramientas, el Estado es capaz de otorgar diversos beneficios adicionales tales como subsidios o bonos. En el caso de estos últimos, pueden ser con distintos objetivos (para la familia, para estudiantes, etc.), pero de igual manera otorgados en dinero.

En el caso de Chile, su Estado se ha encargado de otorgar bonos que permitan solventar algunas necesidades de sus habitantes; tal como lo logran con el Bono por Hijo (el cual abona una cantidad de dinero por cada hijo que tengan las mujeres pensionadas), el Bono Control Niño Sano (que otorga a las familias un monto por cada niño, para su salud), o el Bono al Trabajo de la Mujer (este último es semejante al Bono Marzo, que otorga una cantidad de dinero a las familias de menos ingresos en Chile).

El Bono al Trabajo de La Mujer ofrecido por el Estado de Chile, tiene  una diferencia con los otro bonos previamente mencionados; y es que, más que para ayudar a solventar necesidades de la mujer, este bono busca premiarla por su esfuerzo al ser una mujer trabajadora y jefas de hogar entre las familias más vulnerables de su país. A continuación se explicará con más detalle acerca de este bono, puntos tales como:

  • Hacia qué mujeres en específico va dirigido.
  • Cómo saber si se es beneficiaria o no del mismo.
  • Cómo postularse al bono.
  • Los requisitos que se debe tener para optarlo.
  • Cuándo y cómo se realiza el pago.
  • Qué es el calendario y cómo se estructura.
  • Cuál es el monto del pago.

¿Qué es el Bono al Trabajo de la Mujer?

El bono al Trabajo de la Mujer es un beneficio que otorga al Estado de Chile para incrementar aumentar el ingreso de las mujeres que tengan las siguientes características básicas: que estén incorporadas en el mercado laboral (es decir, que sean trabajadoras; dependientes o independientes), que tengan entre 25 a 59 años de edad, y que estén dentro del 40% más vulnerable de la población chilena. Añadido a esto, las mujeres deben estar al día con sus Cotizaciones Pervisionales (AFP) y de salud.

De las características básicas que debe tener una mujer para obtener el beneficio del bono, una de las más importantes es la de formar parte del 40% de la sociedad chilena vulnerable. Y es que, esta característica es medida por el Ministerio de Desarrollo Social, tomando en cuenta dos factores: el primero, es el puntaje de la Ficha de Protección Social (FPS), y el segundo se basa en los ingresos mensuales de todos los miembros de la familia, divididos por la cantidad de integrantes del grupo familiar según la FPS.

Los datos a utilizar para verificar si una mujer forma parte del 40% en cuestión, dependerá de la información aportada por una persona del hogar que sea mayor de 18 años y de los datos administrativos que posea el Estado. En el caso de la FPS, es necesaria en este proceso porque es el documento con la que el Gobierno de Chile identifica a personas y familias vulnerables o en situación de pobreza, teniendo datos tales como el número de integrantes del grupo familiar, la edad, escolaridad, tipo y tamaño de vivienda, bienes del hogar (televisores, vehículos), situación laboral ingresos y salud, entre otra información socioeconómica de la familia.

¿Cómo saber si se es beneficiaria al bono al Trabajo de la Mujer?

Una vez entendido lo básico que se necesita para obtener el bono, y considerando la posibilidad de ello según la condición de cada mujer, se puede saber si la mujer es beneficiaria de dicho bono ingresando a la página de consulta del pago anual del Bono, e insertando la RUT personal de la mujer (sin puntos ni guión) conjuntamente con su fecha de nacimiento.

¿Cómo postularse al bono y cuáles son los requisitos para ello?

En el caso de que la mujer quiera postularse, puede hacerlo durante todo el año y realizando pasos simples como ingresar a la página de postulación, insertar su RUT y clave (o crear una en caso de no tenerla) y presionando en “registrarse”. Seguido de esto, al poder ingresar efectivamente, se completan los datos que se pidan y finalmente se postula.

Los resultados en respuesta a la postulación deberán ser esperados y obtenidos en un plazo de 90 días a través de un correo, mensaje de texto o carta certificada.

La postulación al bono que debe hacer la mujer se resume en lo explicado hace un momento; sin embargo, los requisitos para dicha postulación depende de si la mujer es una trabajadora dependiente o independiente; aunque para las dos deben cumplirse las características básicas mencionadas al inicio.

Los requisitos de las mujeres trabajadoras dependientes para la postulación son:

  • Deben acreditar una renta bruta inferior a 5.543.261 pesos durante el año calendario en que perciban el bono.
  • Que no trabajen en una institución del Estado o en una empresa que tenga participación pública superior al 50%.

Los requisitos para las mujeres trabajadoras independientes, son los mismos requisitos que las trabajadoras dependientes, más uno añadido que consta de que estas acrediten sus rentas a través del SII en el año calendario en que se solicita el beneficio.

El bono en cuestión es un Bono anual que es administrado por el SENCE (Servicio Nacional de Capacitación y Empleo). Este bono además, forma parte del Ingreso Ético Familiar (IEF), conocido como aquel que ofrece el Subsistema de Seguridades y Oportunidades; un beneficio enfocado en brindar apoyo integral y continuo a las familias más vulnerables.

El bono y sus pagos: cuándo, cómo y cuánto se paga

En relación a cuándo se realizan los pagos del bono, se tiene que son calculados con 90 días de desfase en caso de que sea la modalidad de “Pago mensual”, ya que se define de acuerdo al sueldo adquirido por el beneficiario tres meses antes. Por ejemplo: tomando de referencia el calendario publicado para el pago de Bono de la Mujer Trabajadora para el 2020, se plasma que el primer pago se realizaría el Viernes 31 de Enero, y que este pago correspondía a la renta de Octubre del 2019 (3 meses anteriores a Enero). Para el mes de Febrero, pues, se pagaría el Bono correspondiente al mes de Noviembre del 2019 y así sucesivamente. De esa forma funcionan los calendarios del Bono.

El inicio del pago mensual es 4 meses luego de la postulación.

Se puede decir del Calendario del Bono que es aquel que representa los días a realizarse los pagos en todo un año, y su conformación dependerá desde qué mes inician los pagos. En este punto es preciso aclarar que se puede iniciar el pago del Bono dos meses después que la mujer se postula al beneficio, pero esto depende de la modalidad de pago elegida.  Una vez iniciados los pagos, cabe destacar que estos serán mensuales (que ya se explicaron anteriormente) o anuales; según lo haya elegido la mujer al momento de postularse.

En el caso de que en el momento de postulación se haya elegido “pago anual” en vez de “pago mensual”, la forma de pago es una vez al año. La forma de pago anual es la mejor forma de pago, ya que pequeños montos recibidos se pueden transformar en un mayor monto y así poder solventar cosas como pagar los estudios, saldar una deuda o proyectar  un negocio.

El pago del bono tiene su respectivo monto, el cual dependerá de los siguientes factores:

  • El estado de las cotizaciones previsionales y de salud de la mujer.
  • El valor de la renta bruta de la mujer. Mientras la renta bruta sea baja, el beneficio aumenta. Si la renta bruta es media, el beneficio se mantiene; y si la renta bruta es alta, el beneficio va disminuyendo.

De forma resumida, se puede decir que el monto del bono depende de los ingresos de la mujer.

Conociendo el cuándo se paga el bono y su monto, es preciso indicar el cómo se paga el Bono al Trabajo de la Mujer. Esto dependerá de lo que haya indicado la mujer al realizar su postulación, ya que allí tiene la opción de elegir recibir el pago en efectivo o por depósito a una cuenta bancaria (como cuenta RUT u otra).  En el caso de que haya seleccionado la primera opción, la mujer irá a recibir el pago a Banco Estado o ServiEstado, con su respectiva cédula de identidad vigente.

Hasta este punto se explicó todo lo referente al perfil que debe tener la mujer para optar por el beneficio y las formas de llegar hasta él; sin embargo el hecho de ser trabajadora incluye también la existencia de su empleador. Para el empleador también hay beneficio, de hecho, obtiene 1/3 del bono durante dos años, mientras que la  mujer recibe 2/3 del bono durante 4 años seguidos.

 ¿Cómo apelar al Bono?

En necesidad de apelar al Bono al Trabajo de La Mujer, es decir, acreditar al SENCE problemas en el pago, se debe hacer por medio de documentación, entre la cual puede ser de alguna de las siguientes:

  • Documentación que acredite disconformidad en el monto del pago anual del subsidio de la mujer afectada.
  • Documentación que acredite disconformidad por el no-pago del subsidio anual o mensual.
  • Documentación que acredite que no recibiste pagos en exceso del beneficio (reintegro).

La documentación que se nombra puede ser la que acredite cotizaciones de pensión o que acredite cotizaciones de salud.

Si la empresa es la que quiere apelar por el no-pago del subsidio, debe presentar el certificado de previred que indique el pago de cotizaciones de sus trabajadores/as dentro de los plazos establecidos; y este debe ser debidamente timbrado y firmado por la entidad que lo emite.

Ayúdanos a Mejorar ¿Qué te ha parecido?
(Votos: 0 Promedio: 0)